La salud en Costa de Marfil en vías de curación

por 16 Oct 2018Compromiso0 Comentarios

Con una proporción de un médico cada 6000 habitantes, Costa de Marfil ha iniciado la construcción de multitud de equipamientos sanitarios para mejorar su sistema de salud pública.

Salarios bajos, acceso desigual a la salud, equipamientos deteriorados o el paludismo… La salud de los marfileños, a pesar de ir mejorando, sigue afrontado retos tanto estructurales como sociales. Construidos entre las décadas de los años 60 y 80, la mayoría de los hospitales y equipamientos de salud marfileños no pueden responder a la demanda. Lejos de las grandes ciudades, las poblaciones no siempre tienen acceso a las especialidades médicas, como la radioterapia o la obstetricia, y la falta de vehículos para transportar sangre, medicamentos o enfermos limita el éxito de los tratamientos. Finalmente, el espacio dedicado a la acogida de las familias acompañantes es a menudo insuficiente, incluso saturado.

Algunas medidas adoptadas ya han dado sus primeros efectos positivos. Gracias al esfuerzo nacional de lucha contra el paludismo, una de las primeras causas de las visitas médicas en Costa de Marfil, la enfermedad ha retrocedido. Mientras que en 2010 ocupaba la quinta posición de los 15 países más afectados por la pandemia, Costa de Marfil se encuentra actualmente en la 12ª posición. El gobierno ha construido un centenar de centros de atención primaria, ha desbloqueado el salario de los médicos y ha contratado a más de 10. 000 profesionales sanitarios, a la vez que aplica la gratuidad planeada. Finalmente, el ministro de salud ha anunciado recientemente la posibilidad de recurrir a drones para el transporte urgente de medicamentos y sangre.

En las plantaciones

La agricultura es la principal ocupación en Costa de Marfil. Las actividades agroalimentarias emplean hasta el 60 % de la población activa. Es un aspecto esencial que Compagnie Fruitière ha sabido tener en cuenta desde principios del 2000. En el marco de su política de responsabilidad social medioambiental (RSM), el grupo proporciona en las empresas SCB (Sociéte de Culture Bananière) acceso a la salud y al agua potable para todos los empleados de las plantaciones, sus familias y sus vecinos. Se han realizado campañas de vacunación e información, además de programas de prevención y tratamiento contra el sida y la oncocercosis. Se han creado dispensarios, maternidades y una mutua de salud. También se han inaugurado dos hospitales en Camerún y uno en Costa de Marfil entre 1998 y 2012 gracias a los fondos de dotación de Compagnie Fruitière y la Orden de Malta.

Un nuevo hospital con la mejor ubicación

Inspirado en el hospital de San Juan de Malta, erigido en 1998 en Njombe, Camerún, el hospital de San Juan Bautista de Costa de Marfil se encuentra en la localidad de Bodo y pronto tendrá una capacidad de 100 camas abiertas a todo el mundo. Centra sus esfuerzos en las madres y los niños, y ha asistido el nacimiento de 550 bebés en 2017. En un país en el que la tasa de mortalidad de las mujeres durante el parto es alta (614 fallecimiento por cada 100. 000) y en el que la mortalidad infantil antes de los 5 años sigue alcanzando al 9 %, la misión del personal supera ampliamente el marco de la consulta y del seguimiento obstétrico. Comadronas, enfermeras y ginecólogos transmiten las buenas prácticas relacionadas con la salud de la madre y del niño, aliándose de esta manera con la gran campaña de sensibilización del país. En el hospital de San Juan Bautista, se informa a las pacientes sobre la utilidad de las consultas prenatales, la importancia de la vacunación completa de los niños antes del año de vida, el uso de las mosquiteras impregnadas con insecticida y sobre los beneficios de la lactancia materna durante los primeros seis meses de vida del niño.

Se encuentra en una ubicación estratégica en la carretera que une Yamossoukro y Abiyán, y recibe muchas víctimas de accidentes de tráfico gracias a su servicio de urgencias y a su farmacia abierta las 24 horas. Antes, las víctimas eran enviadas al CHU de Abiyán, a dos horas de carretera de Bodo. El hospital cuenta con un bloque operatorio y diversas especialidades para proporcionar curas quirúrgicas, de medicina general, pediátricas, ginecológicas y obstétricas, y de urgencias, y emplea a más de 110 personas. Cada día, estos empleados entregados se esfuerzan para ampliar el acceso a la salud de los más desfavorecidos, a la vez que mejoran el día a día del personal que trabaja en las plantaciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *